Innovación y Economía Digital

3/6 Mejor estrategia de negocio: TOYOTA “La humildad como arma estratégica”

La introducción de Toyota en el mercado americano es la demostración de que la humildad puede ser la mejor estrategia. Si en 1973 los “Tres grandes” fabricantes de automóviles de Estados Unidos acumulaban más del 82% de la cuota de mercado. Hoy tienen menos del 50%. La principal razón ha sido la entrada de los fabricantes japoneses liderados por Toyota.

Los coches son un producto grande y pesado, cuyo transporte resulta muy costoso. Por eso resultó sorprendente que Toyota empezara a vender en Estados Unidos coches fabricados en Japón a precios mucho más bajos que los producidos localmente. Unos precios que los fabricantes americanos no podían igualar.

La industria automovilística es clave para la economía estadounidense, por lo que una de las primeras reacciones del gobierno fue grabar las importaciones de coches con importantes aranceles. De esta forma, los vehículos japoneses resultaban para el consumidor americano tan caros como los de fabricación local.

En pocos años Toyota estableció plantas de producción en suelo estadounidense, eliminando así la obligación de pagar los considerables impuestos a la importación. Los fabricantes americanos no se preocuparon demasiado al conocer este movimiento, dando por sentado que los costes de producción de Toyota serían tan elevados como los suyos. Pero no fue así. Toyota continuó produciendo automóviles por un precio significativamente menor que los fabricantes norteamericanos.

Su estrategia de “mejora continua” perfeccionó y aligeró hasta tal punto sus procesos de fabricación que los convirtió en super-eficientes, y esto supuso una ventaja competitiva clave para conseguir mayor cuota de mercado.

 

¿Qué se puede aprender de Toyota?

Lo que diferencia la historia de Toyota de otros casos de éxito -especialmente en el mundo occidental- es que no se trata de un movimiento audaz, sino de una demostración de paciencia y humildad. Durante años, Toyota estudió las líneas de producción de fabricantes americanos como Ford. Sabían que esta industria era más avanzada y eficiente que la japonesa; los estudiaron y copiaron lo que los americanos hacían tan bien. Combinaron esos procesos con la fortaleza de los suyos, y encontraron una forma de fabricación aún mejor, demostrando que conocer las propias debilidades puede ser la clave del éxito y una de las mejores estrategias comerciales que se pueda desplegar.

A pesar del impacto del coronavirus que hizo retroceder las ventas de coches en un 14% sobre el año anterior y que se cifró en 14.665.787 vehículos matriculados, Toyota ocupó en 2020 el segundo puesto en el ranking del mercado automovilístico de Estados Unidos con unas ventas de 1.837.900 unidades (-12% sobre el año anterior) muy cerca del líder que es Ford con una total de 1.929.298 vehículos matriculados (-16% que 2019).

 

Fuente: CASCADE: The 6 Best Business Strategy Examples I've Ever Seen

 

Otros Links de Interés

 

 

 

 

Si te ha parecido interesante este artículo, tal vez te resulte útil recibir otras informaciones relevantes y exclusivas que te ayuden a tomar decisiones estratégicas y a desarrollar el potencial profesional de los equipos que diriges.
En ese caso, puedes suscribirte a nuestro boletín trimestral y te lo haremos llegar por email con mucho gusto.
¡Sin coste y sin compromisos! Una vez por trimestre en tu buzón de correo.