NeuroliderazgoPlanificación Estratégica

Afrontar los nuevos retos estratégicos con ayuda del Neuroliderazgo

Hasta el mejor plan estratégico puede fracasar si los responsables de implantarlo no tienen en cuenta que el entorno es desfavorable, que el equipo está reticente o que es necesario realizar cambios de calado en la organización.

Nuestra experiencia como consultores de planificación estratégica revela que son muchas las empresas que inician el proceso de definición de un plan estratégico a medio y largo plazo: el equipo directivo define una meta así como las iniciativas y proyectos necesarios para dirigirse a ese futuro deseado. Hemos acompañado a muchas organizaciones en este proceso asegurando la definición de un excelente plan estratégico.

Sin embargo, las claves para alcanzar el éxito en la ejecución de ese plan, no terminan aquí. Es necesario considerar el cambio adaptativo constante que deben desplegar los líderes de la empresa y darles apoyo para llevarlo a cabo con conocimientos, herramientas y habilidades. No se trata únicamente de los miembros del comité ejecutivo, sino también de todos los mandos intermedios que, en definitiva, son quienes asumen la responsabilidad de llevar a la práctica cada uno de los pasos definidos en el plan. Todos estos directivos acometen la tarea de gestionar el cambio que necesita la empresa y que no siempre tiene lugar con “el viento a favor”.

La importancia del Neuroliderazgo en la ejecución del Plan Estratégico.

La creciente incertidumbre a la que se enfrentan las empresas, sumada a la resistencia al cambio que suele generarse en el interior de la propia organización, hacen necesario un nuevo enfoque de liderazgo que tenga en cuenta cómo funcionamos a nivel neuronal y cómo gestionamos las emociones los seres humanos.

El primer paso sería la capacitación de los directivos para una mayor comprensión y dominio de estas habilidades.

Por ejemplo, el Neuroliderazgo Emocional les ayudará a ejecutar los pasos necesarios y a conseguir que se lleven a cabo las tareas que se han definido en el plan. Utilizar herramientas como el Neurofeedback facilitará la preparación de las interacciones con los colaboradores a través de sencillos ejercicios de simulación. En el mismo sentido, conocer el funcionamiento de las neuronas espejo ayudará a un directivo a conectar con el colaborador, haciendo más fácil la consecución de acuerdos y compromisos.

A modo de conclusión y resumen, concretamos los beneficios de conocer el funcionamiento neuronal de las personas:
- establecimiento de una comunicación positiva que facilita la relación entre los seres humanos,
- comprender y regular las emociones propias,
- mejor conducción de las emociones de los colaboradores,
- mejor gestión y mejor desarrollo de las personas.

Por todo ello, el neuroliderazgo es un complemento imprescindible para llevar a buen puerto un plan estratégico, especialmente en el incierto escenario postpandemia.

 

Luis Santamaría - Psicólogo coach

Si te ha parecido interesante este artículo, tal vez te resulte útil recibir otras informaciones relevantes y exclusivas que te ayuden a tomar decisiones estratégicas y a desarrollar el potencial profesional de los equipos que diriges.
En ese caso, puedes suscribirte a nuestro boletín trimestral y te lo haremos llegar por email con mucho gusto.
¡Sin coste y sin compromisos! Una vez por trimestre en tu buzón de correo.