Desarrollo de Equipos

10 claves para retener el mejor talento

Nadie te roba a tus mejores empleados, los pierdes por mala gestión del talento

Mientras que los trabajadores motivados y comprometidos influyen positivamente en la satisfacción de los clientes, en el volumen de ventas, en la consecución de los objetivos estratégicos y en la reputación de la compañía; una rotación no deseada perjudica los resultados al incrementar los costes de selección y formación, genera mayor trabajo organizativo, se traduce en pérdida de horas en formación e integración de las  nuevas personas, y lo peor de todo, fomenta una sensación de provisionalidad y de inseguridad en la plantilla. 

¿Qué puedes hacer para retener a tus mejores empleados y fomentar su compromiso para con la organización?

Seguidamente te descubrimos 10 recomendaciones para retener el mejor talento de tu empresa.

  1. Comunica claramente misión y objetivos. Los empleados que saben lo que se espera de ellos se sienten más motivados y comprometidos.
  2. Ofrece supervisión y apoyo. Muestra el camino y ayuda a cada persona para que pueda conseguir los objetivos que se ha marcado, ya sea identificando las posibles desviaciones como aportando ideas y sugerencias para mejorar su rendimiento.
  3. Fomenta el crecimiento y la superación evitando el estancamiento. Es importante cubrir las expectativas de ascenso de los mejores empleados, que suelen tener ganas de crecer y aprender. Ayúdales a encontrar nuevas gestiones y tareas que incluyan mayores responsabilidades. La falta de oportunidades y de tareas que supongan un desafío, o no contar a su alrededor con personas de las que puedan aprender, son algunas de las principales razones por las que un empleado pierde el interés de permanecer en una compañía.
  4. Equidad. El trato debe ser justo y equitativo para todos: no hay nada peor para la motivación y la confianza de una plantilla que hacer diferencias injustificadas en el trato.
  5. Garantiza los recursos necesarios. Pon a disposición de cada empleado las herramientas, el tiempo y la formación necesarios para que pueda desarrollar correctamente su trabajo. De lo contrario, se sentirá tentado de buscar otro entorno en el que si pueda triunfar profesionalmente.
  6. Reconocimiento. Asegúrate que la alta dirección conozca personalmente a los mejores empleados y dedique tiempo a conocer sus capacidades y compartir con ellos su visión sobre la actividad diaria y el futuro de la compañía. Un básico del reconocimiento: agradece en público y expresa las críticas en privado.
  7. Muestra aprecio personal. Lo cual se consigue interesándose por la vida y problemas personales,  así como agradeciendo y reconociendo el trabajo bien hecho.
  8. Predica con el ejemplo. Trabajar codo a codo con el equipo es la mejor manera de conseguir su motivación y compromiso. No pidas a tu equipo lo que tú no haces, ni les dejes todo el trabajo sin una causa clara.
  9. Compensa el esfuerzo con "salario emocional". Se trata de ser flexible en algunas cuestiones que pueden mejorar la calidad de vida de las personas y su conciliación con la vida personal.
  10. Decisiones compartidas. Aunque seas el responsable último de la toma de decisiones, permite a tu equipo participar en la evaluación de las distintas acciones a emprender.

Y si a pesar de todo llega el momento de dejar partir a uno de los mejores, no pierdas la ocasión para entrevistarte con él o ella y conocer las causas reales de su salida. Escucha con atención e intenta aprender lo que hay que hacer para retener al talento restante.

Fuente: NEXIAN

 

¿Te ha parecido interesante este artículo?

En caso afirmativo, puedes suscribirte a nuestro boletín trimestral, y recibir por email información relevante sobre la gestión del talento en las organizaciones. ¡Sin coste y sin compromisos!